Card Captor Baka

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Card Captor Baka

Mensaje por Arunova el Lun 29 Ago 2011 - 19:42

Muy bien, me aburri de esperar a encontrar lectores de prueba y mientras otra cosa no pasa, pensé en postear este pequeño(¿?) fanfic aprovechando que por fin supere mi pequeño bloqueo con el capitulo 3. Cualquier opinion o crítica es bienvenida, solo traten de no herir mis sentimienos (a menos que de verdad lo deseen) como sea aqui va el primer capítulo

Arunova
Household Cat Deity
Household Cat Deity

Cantidad de envíos : 832
Edad : 28
Que me gusta: : El amor, los gatos, la luna , los comics, el Heavy metal, la fotografía, escribir.
Que No me gusta : Grandes egos, Machismo, Tokenismo, niños calientes sin autocontrol
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://bhaviryavakwa.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Arunova el Lun 29 Ago 2011 - 19:43

Prólogo

-Pero...¿tiene que ser así?, ¿no puede ser de otra forma?.
-No puedes detener el curso del tiempo, yo no viviré para siempre, tarde o temprano tendrán que buscar otro maestro.
-Pero yo no quiero otro maestro, yo quiero seguir aquí contigo.
-Yo tampoco quiero separarme de ti, pero no hay mucho que pueda hacerse, a Yukito no le queda mucho tiempo, no pasará mucho tiempo antes de que Yue deba reencarnar y no solo eso, ya no tengo los mismos poderes de antes, pronto ya no tendré el poder suficiente para completar los preparativos, debo hacerlo ahora o ustedes y las cartas nunca encontraran otro maestro.
-Te voy a extrañar...
-No tendrás tiempo de extrañarme, para ti será solo como tomar una siesta, te prometo que esta vez será un poco diferente, pondré un nuevo hechizo sobre el libro, una pequeña barrera para filtrar la energía de tu nuevo maestro de manera que te despertará a ti pero no a las cartas, así no tendrán que andar por ahí buscándolas. Cuidate mucho Kero-chan.
-Te quiero mucho Sakura...

...

El brillo causado por la energía mágica liberándose resultaba cegador sin duda, al tiempo que lentamente el antiguo guardián de Clow se materializaba, por fin libre después de décadas de cautiverio. Todo transcurrió en unos cuantos segundos, pero para el Guardián y los espectadores la escena resultaba eterna. Finalmente el pequeño guardián solar terminó de manifestarse en el suelo de la habitación y abriendo los ojos exclamó lo único que podría resultar apropiado en un momento como ese.

-¡Ay por fin sucedió!- dijo confortablemente Kerberos mientras se estiraba desentumiendo su cuerpo.- ¡Siento como si hubiera sido una eternidad estando ahí dentro!.

El par de adolescentes frente de él lo mira, con una gran incredulidad y realmente pasmados, no hay realmente una forma de expresar en simples palabras las expresiones en sus rostros, ninguno de los dos hace movimiento alguno, solo contemplan con asombro al pequeño guardián de las cartas.

-Pero volvamos a lo importante- dijo Kerberos recuperando la seriedad y mirando atentamente a los dos jóvenes, un chico delgado de pelo castaño claro y ojos grises y una chica con el pelo negro y ojos oscuros - mmm, no me dijeron que serían dos, esto es un poco irregular...- en ese momento un terrible presentimiento le hizo volver la cabeza tras de sí, solo para comprobar lo que ya temía, detrás de el, a unos cuantos centímetros, yacía el libro Sakura en el piso, completamente abierto y peor aún, vació...

-¡No!, ¡no otra vez! - gritó con fuerza y desesperación luego empezó a pellizcarse, tratando de despertar de esta horrenda pesadilla, al tiempo que hiperventilaba, finalmente, convencido de que todo era realidad, volteó hacia los chicos mostrando gran frustración:-¿Quién hizo esto?,¡¿Quien fue?!

Sin cambiar de expresión, y sin haber terminado de asimilar lo que pasaba, los dos jóvenes solo atinaron a señalarse el uno al otro rígida y torpemente.

-¡Ah!, ¡Hijos de....!

....

Card Captor...Baka

Capítulo 1. Nace un nuevo ¿Cardcaptor?

Sato y Sayu contemplaban fijamente a la pequeña y rara criatura amarilla que había salido del libro, no era necesariamente lo más raro que había sucedido ese día, pero si era bastante curioso... y malhablado.

-Sabía que tenías muchas curiosidades entre tu basura, pero nunca pensé que una de ellas hablará.

-Si, sé de lo que hablas Sayu, solo quisiera que fuera menos lépero.

La chica solo observó a su amigo con un gesto de incredulidad, implícitamente dudando de sus palabras.

-¿Qué?, solo decía, me rehuso a llenar el frasco de las groserías por él, ya estoy casi quebrado por llenarlo por mi mismo...

-Me pregunto de donde habrá salido ese libro... no es el tipo de souvenir que le gusta coleccionar a Sato. -volteó entonces hacia el pequeño Guardián y cuidadosamente lo levantó y coloco sobre un escritorio, uno muy desordenado y lleno de baratijas. -Ya, ya, ya pasó- dijo mientras acariciaba a Kerberos en la espalda tratando de consolarlo. -Bueno me parece que no empezamos con el pie correcto, pero ¿te parece que nos presentemos y luego nos digas que problemas tienes?

-Me parece bien- dijo gentilmente el felino, cansado de tanto maldecir y refunfuñar.- no quería perder la paciencia, pero las cosas no son como me las prometieron...

-¡Esta bien!, ¡Pero va a tener que conseguirse su propio frasco!, ¡no quiero que mi madre piense que he recaído tanto!.

-¿Ya terminaste?

-Supongo...

-Bueno, es mejor que nos presentemos primero, yo soy Sayu, tengo 16 años y mi tipo de sangre es ...

-Bla, bla, bla, esto es la vida real no uno de esos mangas donde todos los personajes se presentan con santo y seña, ¿o quieres aburrir a nuestro huésped?

-Y este orate de aquí es Sato.-dijo muy indignada la joven.

-¡Yo soy el gran Kerberos, guardián de las místicas y poderosas Cartas Sakura, un ser místico e inmortal con grandes poderes!

-Mucho gusto en conocerte Kerperros

-Claro que no es Kerperros, es Kerebus
-¿En serio?, a mi me suena más como a Cerebrus

“No puede ser, no van ni diez minutos y este par ya me va a volver loco", pensó para si Kerberos. -Bueno dejemoslo en algo simple, mi dueña anterior me decía Kero.

-Buena idea, Kero es mucho más sencillo de recordar

-No sé si pueda con tantas sílabas, asi que para mi serás solo “Ke”

-No seas tan malo Sato, ¿qué no ves que le pobre está al borde de un ataque?

-¡A callar!, ¡Diganme Kero solamente o como se les ocurra!- Grito exaltado Kerberos -¡Lo importante es que me digan quien de los dos rompió el sello!, ¡quien quiera que haya sido debe de tomar responsabilidad por ello!

-Si vamos a verlo de ese modo, el libro era tuyo Sato, por lo tanto es tu problema.

-¿No estamos olvidando algo?, ¿no quedamos que a cambio de ayudarme a limpiar mi cuarto podias quedarte con toda la basura que te resultara interesante?

-Esto obviamente no es basura, bueno ahora que ha perdido todo su valor de reventa en internet si lo es, pero no lo era cuando rompiste el sello, tu sello, tu libro, tu problema

-No me salgas con tecnicismos baratos, ¡el libro es tuyo!

-No, ¡Es tuyo!

-¡Tuyo te digo!

-¡Basta!, no importa de quien era o es el libro, quiero que me digan exactamente lo que pasó antes de que se rompiera el sello, preferentemente desde el principio.

-Bueno todo comenzó cuando teniamos dos años y nos conocimos en el jardin de infantes, yo en aquel tiempo tnpia el hábito de levantarles las faldas a las ...

-No tan desde el principio, Sato.

-Ah perdon, bueno es que hace meses que mi mama me pidio, más bien me exigio que pusiera orden en mi habitación, pero con tantas y tantas cosas por ahi, no sabía por donde empezar.

-Y por eso me necesitabas, a mi, una persona ordenada que te ayudara con todo el desorden.

-Y yo le prometí a cambio que podia quedarse con todo la basura que le interesara, la verdad muchas de esas cosas ni siqueira recuerdo como llegaron a mi cuarto.

-Y estabamos limpiando cuando encontré el libro y yo dije “Oh mira este libro, me encanta, estoy segura que puedo sacarle mucho dinero en internet” y entonces Sato vino y dijo “Pero eso no es basura y no te lo puedes quedar”, luego de eso forcejeamos por el libro y una luz muy brillante salio de el, lo siguiente que paso es que muchas luces empezaron a salir del libro por todas partes, del susto dejamos caer el libro y luego tu saliste de él. ¿Es eso suficiente?

-No, sigue sin ser claro quien de los dos rompio el sello, ¿dijeron algo mientras forcejeaban?

-Mmm, yo no me acuerdo ni de hace dos minutos, pero le dije algo a Sayu que era mas o menos “Suelta mi libro niña, hazlo rápido”

- Y yo le conteste “Es mi libro, muevete a un lado”

-¡Oh no!- exclamó contrariado Kerberos- ¡Ahora entiendo porque las cartas no estan!, ¡la barrera no fue suficiente para filtarlos a ambos!, ¡rompieron el sello entre los dos!

-¿Es eso algo malo?

-¡Se supone que quien rompa el sello debe convertirse en un Cardcaptor y recuperar todas las cartas, pero ustedes son dos y solo puedo darle la llave a uno!

-Eso si suena como un problema

-Y eso de ser Cardcaptor ¿duele?

-Un Cardcaptor recibe una pequeña cantidad de magia al principio y conforme captura mas y mas cartas Sakura obtiene nuevos poderes.

-¡Eso es Genial!,¡Escógeme a mi! - gritaron al unisono el chico y la chica

-Solo hay una manera de saber quien es el más indicado, es una antigua técnica muy útil en estos casos, usando mis grandes poderes como guardián elegiré al nuevo Cardcaptor...

-Sayu, ¡va a hacer magia!

-Me pregunto como será.

Kero se puso muy serio, al tiempo que cerraba los ojos para aumentar su concentración, el ambiente se lleno de una atmósfera solemne, poco a poco y sin abrir los ojos levanto su pata derecha frente de si y tomó aire en preparación para la dífícil tarea....

-De...tin...marin...de...do...-comenzó a decir el pequeño guardián mientras ciegamente movía su brazo alternando entre ambos chicos.

-¿Solo eso?-exclamó Sato, mientras Kerberos continuaba con la canción

-...cúcara, matara....

-Yo esperaba algo más místico

-...yo no fui, fue tete....

-Bueno, no podía esperar más de un muñeco...-dijo Sayu un poco decepcionada.

-...pegale pegale que ella fue.-dijo finalmente mientras apuntaba a Sayu al tiempo que abría los ojos.

“Me esta apuntando a mi, gané, gané”, pensó Sayu.

“Ya sabía yo que no podía ganar con lo mala que es mi suerte”, pensó Sato.

-Bien creo que está claro quien fue elegido -mencionó seriamente Kero -¡Felicidades joven Sato, eres el nuevo Cardcaptor!, ¡ahora recibe el poder de la llave de Sakura!

Del libro salió flotando una pequeña llave roja con una estrella en su centro y dos alas adheridas a su base, la llave floto hasta quedar frente a Sato, quien la contemplo asombrado y algo estupefacto.

-¿Qué esperas?, ¡toma la llave!

-Ah...si - Sato sujetó la llave con su mano derecha.

-¿Aceptas la misión puesta enfrente de ti? ¿Harás todo lo necesario para recuperar todas las cartas Sakura perdidas y así proteger al mundo del caos que pueden ocasionar?

-S.....si, acepto.

-Entonces repite después de mi... Llave que guardas los poderes de las estrellas...

-Llave que guardas los poderes de las estrellas...

-...revela tu verdadera forma ante Sato quien aceptó esta misión contigo.

-¿Es necesario que lo diga así?, me saca mucho de onda hablar de mi en tercera persona...

-¡Si!, ¡si es necesario!

-Ah bueno...

-Un momento, esto no es justo, me estabas apuntando a mi no a él, yo gané...-exclamó Sayu muy extrañada.

-En eso debiste pensar antes de decirme muñeco, no creas que no te escuché - replicó Kero un poco molesto.

-Pero ya te pedí perdón.

-No, no lo has hecho, ahora si no te molesta tengo que terminar la ceremonia. Sato, no pierdas la concentración, repite todo el conjuro y añade: “¡Libérate!” al final.

-Si...llave que cargas los poderes de las estrellas, rebélate en toda forma ante Sato quien aceptó estar manson contigo. ¡Liberate!

-Lo dijiste mal tarado...

-Es que está muy largo y se me olvida.

-Claro que no - dijo Sayu tomando una pieza de papel y escribiendo rápidamente en ella -toma, esto es lo que debes de decir -dijo mostrándole el conjuro en papel.
-Llave que guardas los poderes de las estrellas, revela tu verdadera forma ante Sato, que aceptó esta misión contigo. ¡Liberate!

En ese momento la llave comenzó a crecer, y a medida que lo hizo cambió ligeramente de color volviéndose mas clara, alcanzando una longitud de casi un metro, sin pensarlo Sato lo sujeto a medida que una clara sensación mágica salio de la llave.

-¡Rosa!, ¿que no había de otro color?


...

Arunova
Household Cat Deity
Household Cat Deity

Cantidad de envíos : 832
Edad : 28
Que me gusta: : El amor, los gatos, la luna , los comics, el Heavy metal, la fotografía, escribir.
Que No me gusta : Grandes egos, Machismo, Tokenismo, niños calientes sin autocontrol
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://bhaviryavakwa.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Owlman el Jue 1 Sep 2011 - 21:01

me recordo la historia de harry potter por lo de los hechizos y todo el tema de la magia, tu tambien tienes mucha imaginacion, amiga arunova, con todos esos nombres y criaturas que inventaste, palabra

Owlman
Jounin Ninja
Jounin Ninja

Cantidad de envíos : 105
Edad : 25
Ubicación : Puebla from Earth-3
Que me gusta: : Body Systems, Actuación, Plaza Millenium, Deportes extremos, iPad 2, EXERSITE, Cine, Fotografía, Tae Kwon Do, Avril Lavigne, Demi Lovato, Black Eyed Peas
Que No me gusta : Los frikys, gente de mente cuadrada y cerrada
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Arunova el Vie 2 Sep 2011 - 0:11

bueno, no puedo tomar el credito por inventarlo todo, ni siquiera por inventar la mitad, esto es un fanfic de Cardcaptor Sakura, lleva algun tiempo en mi cabeza y la idea se la debo a una amistad con la que comparto un gran amor por la serie, pero no me decidí a escribirla hasta hace poco. Aunqiue si tengo algunas historias originales en el tintero, pero esas estan esperando mejores tiempos. Aqui dejo el capitulo 2 y en el siguiente post el capítulo 3 (este ultimo recien terminado)

Card Captor...Baka

Capitulo 2 “Luces en la niebla”


El último par de horas le pareció a Kero una eternidad, el chico era más cabezadura de lo que aparentaba en una primera impresión (y de verdad aparentaba ser muy, pero muy lento de pensamiento). La primera media hora fue la mas difícil, entre mil y un intentos de Sato por cambiar el color del báculo y los reclamos de Sayu que demandaba ser Cardcaptor tambien. Finalmente despues de muchos intentos Kero logró explicarles a ambos que no había marcha atrás, que el Cardcaptor habia sido elegido sin que pudiera cambiarse y que la llave no podia cambiarse tampoco porque habia sido creada por Sakura y ella obviamente no estaba disponible.

Lo que vino despues fue mucho más tranquilo en comparación pero mucho más repetitivo, Kerberos tuvo al chico ensayando una y otra vez el conjuro para transformar la llave, de manera que se lo aprendiera de memoria y pudiera repetirlo sin ningun problema, lo cual era más sencillo decirlo que hacerlo, por noventa minutos Sato no hizo otra cosas que repetir palabras al azar y fracasando todas las veces, con un par de excepciones en las que pudo repetir la spalabras apropiadamente pero perdió la concentración, la primera vez por un estornudo y la segunda por que llegó el repartidor de pizza.

-No puedo creer que no se lo haya aprendido todavia, esto es de verdad muy frustrante.

-No, yo lo encuentro muy divertido, Kero-chan- comentó Sayu con un aire petulante- tomando en cuenta que si me hubieras elegido a mi, todo esto hubiera sido innescesario. Si alguien tiene memoria de teflón ese es Sato.

-Ah si, burlate todo lo que quieras, pero una vez que tenga dominado este hechizo voy a poder capturar todas las cartas que yo quiera y tu solo vas a poder mirar.

-Claro está que el conjuro para transformar la llave, no es suficiente para capturar las cartas, para eso necesitas usar el conjuro de captura, el cual es muy diferente.-dijo Kero un poco nervioso.

-¿¡Qué!?, ¿hay que aprender más conjuros?

-Claro que si, pero no te preocupes los mas importantes son para transformar la llave, sellar cartas y... un tercero que hace otra cosa pero no necesitaras usarlo en un buen tiempo - “Quiza por el resto de tu vida si no logras aprender algo tan sencillo” agregó mentalmente Kero.

-Si es asi, yo me rindo, además todavia tengo que terminar de ordenar mi cuarto.

-¡No!, ¡eso si que no!, no puedes renunciar, si lo haces el mundo caera en un terrible Chaos.

-No entiendo- dijo Sayu- ¿qué tiene que ver el futuro del mundo con juntar un mazo de cartas?

-Las cartas Sakura no solo son mágicas, están vivas y tienen voluntad propia, todas y cada una de ellas, algunas rondaran cerca por algun tiempo, pero tarde o temprano se esparcirán por todo el mundo. Y aunque algunas son amigables, otras son violentas y la mayoria son caprichosas y temperamentales.

-Pero eso no tiene que ver nada conmigo, ¿para qué molestarme?
-No lo entiendes ¿verdad?, un día se convertiran en un problema para todo el mundo, en cuanto se alejne lo suficiente y ganen fuerza, pero muchas de ellas aún están cerca y se sentirán atraidas por ti y por Sayu y por aquellos a su alrededor.

-¡Tienes que dominar el maldito conjuro Sato!- grito Sayu exasperada sosteniendo a Sato con gran fuerza - ¡El futuro del mundo y de mi colección reposan en tus manos! ¿Entendiste?

-Bueno está bien, ¿pero podemos hacer algo con el color de esta cosa?- dijo mientras señalaba la llave.-va a ser muy vergonzoso andar por ahi cargándola.

-Creo que tengo una idea de que puede solucionar tu problema Sato.

-¿En serio?

-Si, pero me llevará un tiempo llevarla a cabo, claro si es que no me mata primero una carta Sakura, ¿crees poder mantenerme a salvo mientras consigo todo lo necesario?.

-Pero... esa idea tuya, ¿de verdad va a solucionar mi problema?

-Si, tu confía en mi, por lo pronto solo dedicate a aprender los conjuros y capturar las cartas, de hecho entre más pronto progreses, más pronto podre terminar la solucion a tu problema.

-¡Muy bien Sayu!, ¡Practicaré mucho para que puedas cambiar el color de la llave lo más pronto posible!

-Pero mira la hora, ya es un poco tarde y tengo que irme, nos vemos despues Sato, nos vemos despues Kero-chan

-Hasta luego Sayu

Sayu se dispuso entonces a partir tomando una caja llena de revistas y otras cosas que recogio de la habitación de Sato, pero mientras se aproximaba a la puerta fue interrumpida por el pequeño Guardian solar.

-Oye Sayu- dijo Kerberos casi cuchicheando.

-Si Kero-chan.

-¿En que consiste esa idea tuya para cambiar el báculo de color?

-En mentirle a Sato, por supuesto.- Dijo alegre y despreocupadamente para luego salir del departamento, no sin antes darle una última mirada furtiva a Sato quien aún luchaba practicando el conjuro.

“Esa chica si da miedo”, pensó Kerberos, “no me imagino lo que alguien como ella seria capaz de hacer si se convirtiera en la nueva ama de las cartas, quizá elegir al muchacho fue la decisión más sabia aunque”, por un momento Kero rascó su cabeza mientras observaba a Sato equivocarse por enésima vez con el conjuro, “no necesariamente es la más segura, presiento que esta busqueda va a ser dificil, muy díficil, pero sobe todo dolorosa”

...

-¡¡Ahh!!, ¿qué rayos fue eso?- dijo Sato frotándose la cabeza -es una sensación horrible.

-Es buena señal que lo puedas sentir.

-¿Desde cuando es buena señal sentir cosas raras a mitad de la noche?

-Eso que sentiste fue la presencia de una carta Sakura, una de ellas está muy cerca de aqui. -le contestó Kero.

En ese momento el teléfono sonó.

-Bueno -dijo Sato descolgando la bocina

-Hola, ¿Sato estas ahí?- dijo Sayu desde el otro lado del telefono.

-Si, si lo estoy.

-Perdona que te llame a esta hora, pero tuve un extraño presentimiento, una sensación muy pero muy rara, parecida a lo que sentí cuando rompimos el sello, ¿tambien lo sentiste?

-Si, Kero dice que es causada por la presencia de una carta Sakura.

-¿En serio?, ¿Una carta sakura?, entonces voy en seguida para allá.

-¿Para qué quieres ve...?-Sato se detuvo cuando escuchó el tono de colgado del otro lado de la línea.

-Bueno vámonos muchacho, no hay tiempo que perder.

-Pero son las 3 de la mañana, lo que sea que pase seguro puede esperar a que amanezca.

-No podemos permitirnos dejar pasar esta oportunidad, asi que levantate y ve por ella.

-No, no quiero. Prefiero dormir.

-¿Olvidas que Sayu ya está en camino?

-Uy, está bien, ya voy.

...

Sayu estaba extremadamente emocionada, en el último día habia presenciado magia genuina, incluyendo un animal mágco que habla y una busqeuda para salvar al mundo, ¡y ahora estaba a punto de observar una batalla mágica!. Tanta era su emoción que por poco deja caer las llaves del auto y por poco chocó contra un buzon de correos, por décima vez esa semana, lo cual no tenpia en si nada de extraordianrio, porque si había algo en lo que Sayu fuera buena, eso seguramente no era conducir apropiadamente, cada vez que se subía a un auto no podia evitar perder el control del mismo, o salirse de carril, o pasarse un alto, o casi atropellar peatones, o rozar contra otros autos, en pocas palabras era una verdadera amenaza al volante.

Lo más sorprendente de todo es que por alguna razón sus padres no le habían retirado ni el permiso ni las llaves del auto, quiza era porque Sayu sabía ocultar las multas de sus padres, o quiza por que sus padres no le prestaban tanat atención, o quiza porque por uno de esos milagros inexplicables del destino, el auto siempre regresaba a casa sin un solo rasguño. Lo más cercano a la verdad quizá era una mezcla de todas ellas.

-Muy bien -suspiró Sayu- solo tengo que seguir la presencia de la carta Sakura hasta encontrarla, y ahi estarán Sato y Kero. Espero llegar a tiempo y que no empiecen sin mi.

...

-Corré, corré muchacho - gritó Kerberos.

-Eso es facil decirlo - murmuró Sato agitado- cuando puedes ir volando.

-Rápido, rápido que ya está muy cerca.

-Si, puedo sentir que esa molesta sensación se hace mas fuerte, o quiza es porque ya alucino cosas despues de star corriendo media hora por la calle, en piyama y con niebla ¡a las tres de la mañana!.

-¡Está justo enfrente de nosotros!

-Kero, esas son luciérnagas

-No, no son luciernagas, es el Brillo, mira con atención.

-¿Y que hace el Brillo?

-Brilla.

-¿Y para esto me salí de la cama a mitad de la noche?

...

-Que ráro -pensó Sayu en voz alta- siento como si ya hubiera recorrido antes esta calle, pero todas las calles se ven iguales con esta niebla, siento como si diera vueltas en círculos. Espero llegar a tiempo.

Sus cabilaciones terminaron súbitamente cuando golpeó algo, o alguien a la mitad del camino, la verdad era dificil saber con tanta niebla.

-¡Oh rayos!, ¡otra vez no!
...

-¿Y bien?

-¿Y bien qué?

-¿Que estás esperando para sellar la carta?

-Es que no puedo ver bien mi acordeon, está muy oscuro y hay niebla.

-No necesitas un acordeón, estuviste practicando toda la tarde, ya debería salirte natural.

-¡Ey tu brillo! - acercate un poco que necesito leer esto.

-Brillo no te va a hacer caso chico, no lo hará hasta que no transformes la llave y la selles, despues de eso te hará caso y escuchará tus órdenes.

-¿¡Entonces esto es como pokemon!?

-¿Como qué?

-¡Me lo hubieras dicho antes!, ¡amo ese juego!.- exclamó mientras corría hacia el Brillo sosteniendo la llave en su mano- ¡Llave que guardas los poderes de las estrellas, muestra tu verdadera forma ante Sato quien acepto esta misión contigo!, ¡Liberate!

En ese momento la llave se extendió y cambió de forma para convertirse en el báculo rosa con la estrella en la punta y el par de alas, Sato lo sostuvo entonces entre sus manos y se acercó peligrosamente cerca a el Brillo, quien solo volteó y sonrió al Carcaptor.

-¡Vas a venir a casa conmigo!, ¡Regresa a la forma humilde que mereces! ¡Carta Sakura!-Sato levantó entonces el báculo y de un golpe selló a Brillo, quien volvio a ser una carta de nuevo.

-¡Eso fue increible Sato!, ¿Sabes lo que significa?-Gritó Kero emocionado.

-¡Si!, ¡que nunca más tendré problemas para leer mi acordeón!.

-S...si- solo exhaló Kero un poco decepcionado- ...eso.

-No sé porque era tanto el alboroto, este es un trabajo muy fácil de hacer.

-Pero Sato, no es tan bueno que ...

-Y lo mejor es que con la niebla y la oscuridad nadie puede ver lo rídiculo y vergonzoso que es este bastón.

Kerberos luchaba por decirselo, por hacerle saber de una manera que no lo desmotivara de que no todo iba a ser tan fácil, pero perdió toda la inspiración cuando un bólido blanco se aproximó corriendo a toda velocidad y rechinando llantas amenazando peligrosamente con atropellarlos. Afortunadamente se desvió a último segundo y fue a dar contra un arbol. Tanto Kero como Sato se quedaron asombrados por la magnitud del choque y porque misteriosamente el auto seguia de una sola pieza.

-Sato, es mejor que nos vayamos no es buena idea llamar tanto la atención

-No te preocupes Kero, conozco ese auto.

En ese momento la puerta del conductor del auto blanco se abrió lentamente mientras una figura familiar emergió sonriente y feliz.

-Parece que llegué tarde Sato - dijo Sayu con una sonrisa- no importa, de todos modos eres justo a quien quería ver.

-¿Para qué?

-¡Ta dan! - dijo Sayu sonriente a la vez que abria la cajuela para revelar el cuerpo inconsciente de una mujer con rasgos élficos y una gema verde en la cabeza.

-Esa, ¡esa es la Niebla! - exclamó Kero - esa es una carta muy poderosa ¿cómo es que pudiste dejarla así?

-Oh ya ven, yo tengo mis métodos.

-¿La arrollaste con el auto verdad? -dijo Sato con un poco de desdén.

-Si, pudo ser.

-¡Dejense de tonterías!, Sato date prisa y sellala tambien antes de que despierte.

-Esta bien, no tienes porque ponerte asi Kero, ya voy- dijo Sato mientras levantaba el bastón y lo usaba para activar su carta - ¡Brillo!

-¿Para que vas a usar esa carta, Sato?-inquirió Sayu con curiosidad.

-Para leer mi acordeón, a ver....estrellas...liberate, ¡ah si!, ¡aqui está! - Exclamó levantando el Báculo- ¡Regresa a la forma humilde que mereces!,¡Carta Sakura!

Finalmente la segunda carta quedó sellada y poco a poco la niebla a su alrededor comenzó a dispersarse. Sato no le dió importancia y se preparó para tomar la carta, pero esta volo hacia las manos de Sayu, en lugar de las propias.

-¡Hey!,¿por qué voló hacia sus manos?

-Creo que es un buen momento para decirtelo Sato, cuando una carta Sakura es sellada, obedece a quien selló sus poderes, tu solo colocaste el sello, pero fue Sayu quien de hecho la derrotó, por lo tanto le pertenece.

-De modo que, no importa quien tenga la llave, si yo soy la que derrota a las cartas, al final del día yo me las quedo.-Sonrió Sayu con malicia- esto se pone mejor a cada momento. Por cierto, ¿no desean un aventon?

-Eso suena peligroso

-Al contrario Kero, cuando Sayu conduce, el sitio más seguro es dentro de su auto.

-Eso me temía...

Arunova
Household Cat Deity
Household Cat Deity

Cantidad de envíos : 832
Edad : 28
Que me gusta: : El amor, los gatos, la luna , los comics, el Heavy metal, la fotografía, escribir.
Que No me gusta : Grandes egos, Machismo, Tokenismo, niños calientes sin autocontrol
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://bhaviryavakwa.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Arunova el Vie 2 Sep 2011 - 0:12

Capitulo 3
La oscuridad al principio del tunel

El viaje a casa fue rápido, breve y tempestuoso, Sayu conducía como un demonio arrasando con todo en su camino, finalmente un par de buzones y de arbustos arrollados más tarde, llegaron a casa de Sato.

-Eso fue escabrozo - dijo Kerberos bajando sumamante mareado del vehículo.

-Si eso te pareció malo, deberías de haberla visto cuando no sabía manejar - dijo Sato un poco aturdido.

-Recuerda que mañana es el primer día de la convención Sato.-dijo Sayu sin salir de su vehículo.-Pasaré por ti a las diez, asegurate de estar listo a tiempo.

-Una cosa más antes de que te vayas Sayú - dijo Kero muy solemnemente- Es muy importante que ambos sepan esto antes de continuar. Necesito que escriban sus nombres en las cartas que cada uno tiene.

-¡Que buena idea Kero!, así no olvidaré cuales son mías.

-¡No es para eso!, necesito que escriban sus nombres en las cartas porque solo así impedirán que vuelvan a escapar, y en el caso de Niebla la ayudara a sanar de sus heridas.

-¿Por qué una carta mágica necesitaría sanar? - preguntó Sayu intrigada - ¿No es algo demasiado mundano?

-Porque como les dije estan vivas y como todo ser vivo pueden morir.

-Si ese es el caso, mejor lo hago de una vez.- Dijo Sayu al tiempo que comienza a escribir rápidamente sobre la carta.- ¿Necesitas una pluma Sato?.-le dijo ofreciendole el pequeño bolígrafo morado.

-Si, gracias.- dijo aceptándolo solo para contemplar la carta y la pluma por un par de minutos- ¿Con qué se escribía mi nombre?.

-Date prisa con eso, que aun necesito la pluma.

-Bien, bien. -dijo garabateando rápidamente sobre la carta.

-¿Para que necesitas la pluma Sayu? -preguntó Kero

-Para escribir sobre mis otras cartas - dijo a la vez que sacó dos cartas Sakura más de un bolsillo en su chaqueta.

-¡¿De donde sacaste eso?! -replicó muy sorprendido el guardian.

-De la habitación de Sato, -dijo inexpresivamente sin dejar de escribir sobre de ellas- las encontré cuando revisaba entre la basura de su cuarto en busca de algo interesante, supongo que al final mi esfuerzo rindió frutos.

-¡Eso es trampa!,¡No es justo!.

-Bueno me voy.-dijo Sayu sin cambiar de expresión al tiempo que pisó el acelerador con violencia, alejando su auto a toda velocidad.

-Aunque no me guste nada Sato, no hay mucho más que hacer al respecto- dijo Kero algo entristecido mientras ambos entran a la casa.- lo unico que queda por hacer es darte prisa en encontrar y sellar el resto de las cartas antes que ella.

-¿Por qué te preocupa tanto quien se queda con las cartas?

-Ya te dije, si no logran sellarlas todas una gran catastrofe ocurrirá. Pero no es solo eso, soy el Guardian de las cartas, mi deber es evitar que caigan en malas manos.

-¿Y que tiene de malo que Sayu las tenga?-inquirió Sato cuando ambos recíen entraron a su habitación.

-Voy a ser sincero contigo Sato- dijo Kero haciendo una breve pausa- será mejor que tomes asiento para esto.

-Bueno.-dijo Sato sentándose en la orilla de la cama.

-Sé que tal vez no te guste escuchar esto, pero no confio nada en tu amiga, hay algo muy perverso y torcido con respecto a ella, algo casi enfermizo. No puede confiarse en ella para este asunto, sería muy peligroso.

-¡Dejá de decir esas cosas!. ¡Sayu es mi amiga y yo confió en ella!.-dijo muy enojado arrojando una almohada contra Kero fallando por muy poco.

-¡Solo te está utilizando para conseguir cartas Sakura!

-¡Tu eres el que trata de usarme!, ¡Toda la tarde no has hecho más que insultar a Sayu, ladrar órdenes y sacarme de la cama a la mitad de la noche!, ¡He querido ser amable contigo porque te veias muy desanimado cuando saliste del libro!¡Y hablando del libro maldito libro quisiera no haberlo encontrado nunca!

-Pero esto es importante Sa...

Kero no pudo decir más, un segundo almohadazo lo interrumpió y lo hizo caer a mitad del pasillo, el guardían hizo todo lo posible por levantarse y correr de vuelta a la habitación, pero solo para encontrarse con un portazo en las narices.

-¡Pero...de verdad tienes que escucharme Sa...!-Kerberos titubeó sin saber como terminar la oración- Sa...Sa...Sato. -dijo muy desanimado.- Es inutil, no me va a escuchar, no es como con Sakura, ella siempre me escuchaba...Sakura de verdad te extraño mucho- suspiró Kero con lagrimas en sus ojitos, dio la vuelta y volo hacia un espacio vacio en un librero de la sala, donde se acomodó para dormir. - Esto no es justo, yo quiero a Sakura, yo quiero estar con Sakura...

...

Amaneció, los rayos del sol se colarón por las rendijas de las persianas y tocarón a Kero despertándolo suavemente, el pequeño guardian abrio sus ojos lentamente deseando despertar de una pesadilla y encontrarse de nuevo al lado de su dueña, pero solo se encontró con la deprimente vista del mismo entorno de la madrugada anterior, viendo que no importaba cuanto lo desease, su deseo nunca se haría realidad, Kero decidio levantarse y tratar de hacer las paces con el nuevo Cardcaptor y posible nuevo dueño.

Sin embargo, escaleras arriba la situación no era nada apacible...

-¿Donde está?, ¿dondé lo dejé?- gritó Sato con desesperación mientras escarbaba entre la pila de revistas, souvenirs y otros objetos más extraños que crecía en su habitación.-¡Sabía que no debi limpiar mi habitación el dia antes!

Kero llegó sin hacer ruido, solo contemplando al frenético adolescente buscar por todos lados como loco. “Parece que hubieran más cosas de las que había ayer” pensó Kerberos por un segundo preguntándose como era eso posible.

-¿Qué es lo que estaś buscando Sato?- preguntó Kero muy suavemente.

-¡Eso no te importa! -grito exasperado el Card captor sin dejar de buscar.

Kerberos ya no hizo más preguntas, solo se coformó con sentarse en el escritorio a lado del libro de las cartas y observar como los objetos volaban de un lado hacia otro. “pensándolo un poco, sus actitudes me recuerdan un poco a Sakura en circunstancias similares, solo que son muchó más impetuosas, como si no tuviera autocontrol”. Sin querer Kero estaba comparando una vez más a Sato con su anterior dueña, con énfasis en “anterior”, si algo le quedaba claro a Kero es que los muertos no pueden volver a vivir, pero el saberlo no le hacía más facil el seguir adelante...

Los pensamientos de Kero fueron interrumpidos por el sonido del timbre.

-¡Oh no ya están aqui!

-¿Están?, ¿qué no solo iba a venir Sayu?

Sato no le respondió, en lugar de eso corrió como loco escaleras abajo. Kero solo lo siguio hasta las escaleras, no se atrevió a ir más allá, sin embargo el sitio que eligió le permitia ver con suficiente claridad lo que sucedía en el umbral. Pudo ver como entraban Sayu seguida de dos chicas de su edad, una de ellas - pelirroja y de ojos rojos - exudaba energía hasta por los codos, por su expresión y por su lenguaje corporal era fácil darse cuenta que estaba sumamente emocionada y ansiosa. La otra no podia ser más distinta, de piel clara y cabello blanco y largo hasta la cintura, sus ojos grises reflejaban una gran contemplación y sus brazos cruzados un cierto desinteres, mientras la pelirroja saludó y abrazó efusivamente a Sato, la otra solo levantó la mano esbozando una muy leve sonrisa.

- Lo siento chicos, tengo malas noticias- dijo Sato muy apenado.

- ¿Qué pasó?-Preguntó efusivamente y muy interesada la pelirroja- ¿tienes fiebre?, ¿escuela de verano?,¿un pariente muerto?,¿problemas con la ley?¿Tu hermano no te dejó?

-Mika deberías de esperar a que Sato conteste la pregunta antes de hacerle más- dijo la de pelo blanco con aire ligeramente condescendiente y una voz gruesa.-Bueno ¿cuál es la mala noticia Sato?

-No encuentro el boleto por ningun lado.
-¿Ya lo buscaste bien? -preguntó Sayu

-Lo mejor que pude, no lo encuentro.

-¿¡Cómo pudiste perder el boleto!? ¡Nos costó mucho trabajo conseguirlos! -grito Mika con desesperación

- Sin olvidar que ya estan agotados.-comentó Sayu- Ni hablar, los planes se arruinaron

-Perdon -dijo Sato mucho más desanimado.

-Bueno hay una solución- volvió a decir la chica de pelo claro (¿o tal vez era un chico?, se pregunto Kero).

-¿Qué se te ocurre Mio? - comentó Sayu

-Podriamos ingresar a Sato al concurso de disfraces y asi entraría gratis -dijo con confianza Mio, (“Debe de ser una chica” pensó Kero “hasta su nombre es femenino”)

-¡Qué gran idea!, yo sabía que eras un chico muy inteligente- dijo Mika con voz muy fuerte y con mucha efusividad (“Supongo entonces que es un chico despues de todo” pensó Kero)

-Y yo conozco el disfraz ideal para la ocasión - agregó Sayu con malicia -ven conmigo Mika, voy a necesitar ayuda manejando a Sato.

-¿Qué disfraz tienes pensado?-dijo Sato muy nerviosamente.

Pero no recibio respuesta, las dos chcias lo empujaron escaleras arriba guiandolo a toda velocidad hacia su cuarto, Kero no reaccionó, solo se quedó muy quieto fingiendo ser un muñeco de felpa, tal y como lo había hecho muchas veces en el pasado.

El ruido que inició dentro de la habitación de Sato delataba una gran conmoción y una pelea muy hilarante. Kero moría de ganas por saber que sucedía detrás de él, pero no se movio por temor a delatarse, en especial dadas las circunstancias, por lo que se conformó con centrar su atención en el chico andrógino al pie de la escalera.

Mió solo contempló inmutable por unos minutos, para luego volver su vista hacia algunos libros en la sala, los contempló uno a uno con mucha calma y despues de meditarlo un poco tomó uno y empezó a leerlo con desinterés.

“No entiendo cómo es que alguien así pueda ser amigo de Sato, es demasiado diferente del resto del grupo y hay algo muy extraño con él” pensó Kero sin abandonar su puesto pero mirando al peliblanco con mucha atención. “Ahora que lo pienso bien, sin Sayu ni Sato en la habitación casi puedo percibir un aura mágica alrededor del chico”. Continuó observando ahora con mucha más atención, mientras el adolescente daba vuelta a la página. “Hay algo familiar en esa aura, pero no sé que es...”.

Los pensamientos de Kero fueron de nuevo interrumpidos por un portazo a sus espaldas.

-¡Es un gran disfraz!, ¡seguro ganarás el concurso!- No cabía duda que se trataba de la pelirroja, su voz le resultaba inconfundible.


-Sin duda captura la esencia del personaje, no es por ofender Sato, pero parece que naciste para interpretar el papel.- Dijo calmadamente el chico pálido volteando escaleras arriba pero sin distraerse demasiado de su lectura.

-Esto es muy vergonzoso...- balbuceó Sato.

"Me pregunto qué está causando este alboroto, ¿qué clase de disfraz tiene Sato?" pensó el pequeño guardián.

-¿Necesito recordarte que seria innecesario si no hubieras perdido el boleto Sato?, además todo lo encontramos en tu cuarto, si no quisieras usarla no la tendrías en primer lugar

"¿Qué disfraz será?"

-¡Mentiras!,¡Son todas mentiras!, ¡no tengo ni idea de como llegaron ahí!

-¡No tiene nada de malo Sato, te vez tan lindo y adorable que ganarás el primer premio! - dijo Mika corriendo escaleras abajo.

-¡Yo no quiero ganar ningún premio! ¡ni siquiera pienso salir así a la calle!- gritó Sato corriendo tras la chica hiperactiva y entrando en la línea de visión de Kero.

"¿Sakura?", pensó Kero asombrado, mientras Sato le daba alcance a Mika escaleras abajo, llevaba un vestuario muy similar a los que Tomoyo solía hacer para Sakura muchos años atrás y por la caracterización resultaba difícil darse cuenta que se trataba de un chico, "no, solo se trata de Sato, pero vestido así se parece mucho".

-Sin duda eres la viva imagen de Magical Cheryl- dijo Mío desapasionadamente.

-Genial, soy la viva imagen de una niña mágica cuyo manga no he leído aún.

- Estarías al corriente si hubieras recordado renovar tu suscripción, Sato.- comentó sarcásticamente la muchacha de pelo negro, al bajar las escaleras.

- Tu tampoco renovaste tu suscripción.

- Pero fue porque me gasté todo mi dinero en pagar multas de tránsito.

- Eso no te hace mejor que yo.

- ¡No sabía que tenías un muñeco de Sunny-chan! - dijo Mika cogiendo a Kero de su puesto de guardia.- ¡Se ve tan real!, ¡Si lo llevas seguro ganarás!

- No, no me importa ganar ese concurso, pero no necesito a ese muñeco viejo para hacerlo,- replicó Sato con un tono en extremo serio pero con un énfasis especial en el "muñeco"- o para cualquier otra cosa, es un muñeco feo que no sirve para nada- concluyó mirando directo a los ojos de Kero y repitiendo el énfasis en sus palabras. Olvidando completamente su reticencia anterior, el adolescente se dirigió hacia la puerta muy dignamente.

-¡No digas esas cosas tan feas!, vas a herir sus sentimientos.- gritó la pelirroja dejando caer a Kero al piso y dando alcance a sus amigos en el umbral.

-No seas ridícula Mika, los "muñecos" no tienen sentimientos...

Kero ya no pudo escuchar más, la puerta se cerró ahogando todo el sonido en el exterior.

-De verdad esta muy molesto, no pensé que le tuviera tanto aprecio a la chica. ¿Qué voy a hacer ahora?

Esa era una gran pregunta, en todos los siglos de su existencia jamás se había sucedido que alguien se enfadara con el de esa manera, desde luego que había tenido innumerables choques con "el mocoso", pero aquello había sido diferente y con el tiempo las rencillas poco a poco perdieron intensidad hasta que solo caían en una cierta "ritualidad", que nunca perdieron a pesar de las décadas de convivencia, naturalmente que Sakura también se había enfadado con él en ocasiones, pero siempre había sido por pequeñeces o enfados infantiles, nada de eso se comparaba con la situación actual, Kero había podido claramente sentir el desprecio y el rencor en las palabras y la mirada del adolescente, sin duda había cometido un grave error de juicio al incitar el enojo del nuevo card captor.

¿Pero qué podía hacer ahora?, ni siquiera tenía sabía que tipo de relación esperaba tener con Sato y las continuas comparaciones con su anterior dueña no ayudaban en nada. Si Sato estaba destinado a convertirse en su nuevo dueño, y el que hubiera encontrado el libro en primer lugar era una fuerte indicador que este era el caso, ¿qué podía hacer?, ¿hacerse amigo del muchacho?, ¿ser solo un guía y guardián evitando todo contacto emocional?, ¿y si Sato no permitía ni siquiera eso y fallaba en las pruebas por venir?, Kero sabía que Sakura debía de haber previsto todo lo que estaba por pasar y asegurarse que Sato pudiera tener éxito, tal y como Clow lo había hecho por ella, pero por otro lado ¿por qué se tomo la molestia de colocar la barrera adicional para impedir que las cartas escaparan si estas iban a escapar de todos modos?, ¿era posible que este chico sin talento o inteligencia pudiera superar la magia de Sakura?.

Nunca antes Kero se había enfrentado a tanta incertidumbre y a esta indescriptible sensación de soledad reforzada por el desprecio. Finalmente se preguntó si este sería su destino, pasar de dueño en dueño, cada uno más lejano y distante que el anterior, por toda la eternidad.

-Yo, yo quiero a Sakura...

Arunova
Household Cat Deity
Household Cat Deity

Cantidad de envíos : 832
Edad : 28
Que me gusta: : El amor, los gatos, la luna , los comics, el Heavy metal, la fotografía, escribir.
Que No me gusta : Grandes egos, Machismo, Tokenismo, niños calientes sin autocontrol
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://bhaviryavakwa.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Talgoose el Vie 2 Sep 2011 - 23:50

pobre kero, que suerte an de perros la suya, pero dime ¿que le paso a sakura?

Talgoose
Foxhound Member
Foxhound Member

Cantidad de envíos : 447
Ubicación : El Salvador
Que me gusta: : el anime, las peliculas de fantasia y aventura, y el comic en menor medida
Que No me gusta : la traicion, el odio, el ser como un borrego, el no cuestinoar cuando algo es cuestionable.
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 28/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Arunova el Dom 4 Sep 2011 - 0:24

Cumplió su ciclo de vida, como todos los seres vivos. Nadie vive para siempre y me da la impresión de que Sakura no es la clase de persona que prolongaría artificialmente su vida con magia.

Arunova
Household Cat Deity
Household Cat Deity

Cantidad de envíos : 832
Edad : 28
Que me gusta: : El amor, los gatos, la luna , los comics, el Heavy metal, la fotografía, escribir.
Que No me gusta : Grandes egos, Machismo, Tokenismo, niños calientes sin autocontrol
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://bhaviryavakwa.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Owlman el Jue 8 Sep 2011 - 5:13

arunova, eres una tramposa!!! crei que todo lo habias inventado tu y me vengo enterando que existe una serie llamada sakura cars cars o algo asi ¡_______¡

me siento burlado XD XD

de todas formas, escribes chevere, palabra!!

Owlman
Jounin Ninja
Jounin Ninja

Cantidad de envíos : 105
Edad : 25
Ubicación : Puebla from Earth-3
Que me gusta: : Body Systems, Actuación, Plaza Millenium, Deportes extremos, iPad 2, EXERSITE, Cine, Fotografía, Tae Kwon Do, Avril Lavigne, Demi Lovato, Black Eyed Peas
Que No me gusta : Los frikys, gente de mente cuadrada y cerrada
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Card Captor Baka

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 20:23


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.